MENU
Scoliosis Research Society
SRS: Scoliosis Research Society

Scoliosis Research Society

Dedicado a la atención óptima de los pacientes con deformidad de la columna

Escoliosis de comienzo temprano

Tratamiento

Corsé ortopédico

Si la curva es progresiva y su niño/a está creciendo todavía, su cirujano/a puede indicarle la colocación de un corsé. Esto depende de la flexibilidad de la curva, tal como está determinada por las radiografías en inclinación lateral. Si la curva es rígida y no se corrige en las radiografías de inclinación lateral, el corsé no dará buenos resultados. Es raro que un corsé corrija en forma permanente una escoliosis, sino que el objetivo del tratamiento es permitir que el/la niño/a crezca antes de realizar un procedimiento quirúrgico. Debe ser re-enfatizado que el propósito del corsé es desacelerar la inevitable progresión de la curva, no corregirla.

El corsé que su médico prescribe depende de la edad del paciente y de los modelos disponibles en su área geográfica. Existen varios tipos de corsés que tienen la misma tasa de buenos resultados. El corsé Kalabas tiene diferentes tiras que son aplicadas sobre los hombros e inclinan al niño en dirección opuesta a la curva (Figura 1). El corsé de Wilmington es una ortesis toraco-lumbo-sacra moldeada a medida que tiene superficies moldeadas para presionar y corregir las curvas (Figura 2). El corsé de Boston es similar, pero usa almohadillas dentro del corsé para presionar sobre las curvas (Figura 3). El corsé de Milwaukee, uno de los primeros corsés desarrollados para escoliosis, es también similar, pero incluye una extensión hacia la barbilla (Figura 4). Éste es el único corsé, sin embargo, que puede manejar curvas en la parte superior de la columna. Su doctor recomendará probablemente que su hijo/a use el corsé a tiempo completo. Los corsés se quitan generalmente para la higiene personal y ocasiones especiales. A medida que su hijo/a crece tendrán que confeccionarse nuevos corsés, aproximadamente cada 12-18 meses.

Los corsés pueden no ser efectivos en todos los/as niños/as por varias razones. La curva puede ser rígida y resistente a la corrección. Los corsés también tienen dificultad para controlar la cifosis (espalda redondeada) y la lordosis (espalda excavada). Como la mayoría de los corsés trabajan por presión sobre la jaula torácica, existe la preocupación sobre el efecto que el corsé tiene sobre la misma y el consiguiente desarrollo de los pulmones.

Figure 1

Figura 1-El corsé de Kalabas tiene varias tiras que son aplicados sobre el hombro e inclinan al niño/a en dirección contraria a la curva.

Figure 2

Figura 2- El corsé de Wilmington es una ortesis toraco-lumbo-sacra moldeada a medida que presenta superficies moldeadas que presionan y corrigen la curva.

Figure 3

Figura 3- Corsé de Boston u ortesis toraco-lumbo-sacro (TLSO)

Figure 4

Figura 4- El corsé de Milwaukee, con extensión hacia la barbilla, es capaz de controlar las curvas de la parte superior de la columna.