Escoliosis Idiopática del Adolescente
Estudios de imágenes

Las radiografías que se toman para definir una escoliosis incluyen una de la columna en su totalidad tomada desde atrás (radiografía póstero-anterior) así como otra tomada desde el costado (radiografía de perfil) (ver figura 5). Estas radiografías usualmente están hechas con protectores de plomo para proteger al paciente y al tiempo permitir una clara visualización de la columna. El médico puede realizar las mediciones en las radiografías para determinar la magnitud de las curvas, que son medidas usando el método de Cobb (ver figura 6). Una columna derecha no tiene curvas y por ello mediría 0°; cualquier curva mayor de 10° es considerada escoliosis. Sin embargo una curvatura entre 0° y 10° no es considerada aún una verdadera escoliosis. La manera en que el paciente se posiciona en el momento de la radiografía o muchos otros factores pueden causar una mínima curvatura. La radiografía de perfil se usa para determinar la cifosis torácica (apariencia de la espalda) o el grado de lordosis lumbar (ensilladura lumbar).


Figura 5. Radiografías de frente y perfil

Figura 6. Magnitud de la curva medida en grados usando el método de Cobb

Pueden realizarse otras radiografías para determinar el grado de flexibilidad de las curvas (cuanto es lo que se corrigen). Estas radiografías pueden ser efectuadas de varias maneras. Las radiografías pueden ser tomadas con el paciente acostado en la mesa mientras se inclina activamente hacia la derecha y luego hacia la izquierda (ver figura 7). Las radiografías en tracción son tomadas mientras se estiran los brazos y las piernas del paciente para estirar la columna. Otra radiografía puede tomarse con un rollo ubicado en el ápex de la curva y que actúa como fulcro para mejorar la corrección de la escoliosis. Estas radiografías en general se solicitan cuando se considera el tratamiento quirúrgico.

Cuando comienza el tratamiento con corset las radiografías son rutinariamente hechas con la ortesis para asegurarnos que la misma es efectiva en la corrección de las curvas (ver figura 8). Durante el tratamiento con el corset radiografías son tomadas para determinar la evolución. Estas radiografías pueden ser tomadas dentro o fuera del corset dependiendo de la preferencia del médico.

La resonancia magnética (RM) de la columna no se pide rutinariamente para los pacientes con EIA. La RM se solicita específicamente para ver otros elementos, aparte de los huesos de la columna, por ejemplo para visualizar la médula espinal y asegurarnos que no hay anomalías. La RM es habitualmente pedida cuando tu médico encuentra algunos signos mínimos neurológicos durante el examen clínico, o bien si hay dolor muy significativo o si la escoliosis muestra una forma o patrón atípica. La posibilidad de tener algo anormal en la RM es muy baja pero podría requerir otras evaluaciones con un neurocirujano si hubiera anormalidades.


Figura 7. Radiografías tomadas con el paciente acostado mientras se inclina a la derecha y a la izquierda. Son utilizadas para evaluar la flexibilidad de la columna

Figura 8. Radiografías tomadas sin (izquierda) y con (derecha) corset
The Scoliosis Research Society provides information on these web pages regarding research and links as a public service. The SRS believes that patients should contact their treating physician about the relevance of any information listed on the site prior to proceeding with any particular treatment. Just as no two individuals are exactly alike, no two patients with a spinal deformity are the same. Therefore, your spinal deformity surgeon will be the most important source of information about the management of your particular spinal problem.