Escoliosis Congénita

Corset

Si la curva es progresiva, y el niño aún está creciendo, el doctor podría indicar el uso de enyesados o corset. Ello depende de la flexibilidad de la curva la cual se determina por las radiografías en inclinación. Si la curva es rígida y no se corrige (disminuye) en los test de inclinación el corset aportará poco. Raramente un corset puede corregir permanentemente la escoliosis, a pesar que su objetivo es permitir que el niño crezca antes que un procedimiento definitivo (cirugía) sea emprendido. Debe ser enfatizado que el propósito del corset es disminuir la inevitable progresión de la curva, no corregir la escoliosis.

Pocos centros tratan a los niños con corset enyesados (Figura 4). La colocación del corset puede requerir la anestesia del niño para flexibilizar la curva y también tenerlo más confortable durante su aplicación. El corset se cambia generalmente en lapsos no superior a los seis meses, también usualmente mediante sedación. Este tratamiento ofrece un control importante de la deformidad aunque al costo de su inconveniencia (no puede ser removido ni permite el baño).

El tipo de corset que su doctor indica puede depender de la edad del niño y también del centro al que se acuda. Existen varios tipos de corset, con aproximadamente los mismos resultados, pero el doctor seguramente seleccionará aquel con el cual tenga más experiencia. El corset Kalabas posee varias cintas que aplicadas sobre los hombros inclinan al niño hacia la dirección opuesta de la curva (Figura 5). El corset Wilmington es una ortesis tóraco-lumbo-sacra, hecha a medida, que empuja y corrige la curva (Figura 6). El corset Boston es similar, aunque usa almohadas ubicadas dentro del corset para empujar la curva (Figura 7). El corset Milwaukee, uno de los primeros corset desarrollados para el tratamiento de las escoliosis, es actualmente menos popular debido a su diseño, el que puede incluir la extensión hasta el cuello (Figura 8);sin embargo es el único corset que permite el control de las curvas en la parte alta de la columna. El doctor probablemente recomendará que el niño utilice el corset en forma permanente. Los corsets son generalmente sacados para el baño y ocasiones especiales. En la medida que el niño crece el corset debe ser cambiado, aproximadamente cada 12 a 18 meses.

Los corsets pueden no ser efectivos en algunos niños por distintas razones. La curva puede ser rígida y resistente a la corrección. También los corsets pueden tener mayor dificultad en controlar la cifosis (dorso redondeado) y la lordosis (dorso plano). Desde que la mayoría de los corsets corrigen la curva a través de la presión que ejercen sobre la pared costal, siempre ha existido preocupación sobre el efecto que el corset tiene sobre el tórax y el subsecuente desarrollo de los pulmones. Los niños con reflujo, sondas gástricas y colostomías pueden presentar dificultad con el uso de corsets y para ellos se realizan modificaciones en la estructura (Figura 9).


Figura 4. Vistas anterior y posterior de un niño con corset enyesado por escoliosis.

Figura 5. Corset Kalabas para niños muy pequeños con escoliosis.
 

Figura 6. Vista posterior del corset Wilmington en una niña.

Figura 7. Vista lateral del paciente en corset Boston.
 

Figura 8. Vista anterior de un paciente en corset Milwaukee.

Figura 9. Niño en corset Wilmington con abertura anterior para acomodar bolsa de colostomía.
The Scoliosis Research Society provides information on these web pages regarding research and links as a public service. The SRS believes that patients should contact their treating physician about the relevance of any information listed on the site prior to proceeding with any particular treatment. Just as no two individuals are exactly alike, no two patients with a spinal deformity are the same. Therefore, your spinal deformity surgeon will be the most important source of information about the management of your particular spinal problem.