Escoliosis Congénita

Enyesados

El tratamiento con yesos sucesivos puede ser usado para corregir extemporáneamente la deformidad y luego seguir con corset. Desde que el yeso puede ser considerado como una ortesis de tiempo completo la cual no puede ser sacada, muchos padres la encuentran preferible, eliminando el problema del cumplimiento y las dificultades de la colocación del corset en niños muy pequeños que no cooperan.

Los yesos pueden transformarse en un método de tratamiento definitivo en vez de una demora táctica. Investigaciones en el Reino Unido indican que en el tratamiento de escoliosis no congénitas con enyesados seriales, comenzando a los 12 meses en niños con curvas de 32° de promedio, hallaron una disminución de hasta 10° al alcanzar la madurez. Pacientes que comenzaron el tratamiento a edades de 18 meses o mayores y con curvas más importantes de 52° de promedio, tuvieron menor corrección aunque sus deformidades fueron controladas a grados similares de deformidad.

El tratamiento con enyesados en niños por debajo de los 2 años de edad, donde el objetivo es tratar la escoliosis, requiere cambios repetidos de yesos bajo anestesia cada 2-3 meses (mínimo 5 yesos) con la meta de lograr una columna recta. A pesar del uso de yesos sucesivos un corset será necesario también después de los mismos. Los niños mayores de 2 años requieren cambios de yesos cada 3-4 meses. Niños aún mayores que muestran agravamiento de las curvas pueden volver al uso de yeso por aproximadamente 4 meses para re-corregir la deformidad antes de continuar con el corset.

Pocos centros en Estados Unidos usan enyesados como método de tratamiento para corregir curvas. Los yesos deben ser colocados bajo anestesia general. No obstante en niños con severas curves se pueden colocar yesos seriales con cambios cada tres meses para mejorar la curva y volver al corset retardando de tal manera la necesidad de cirugía.

The Scoliosis Research Society provides information on these web pages regarding research and links as a public service. The SRS believes that patients should contact their treating physician about the relevance of any information listed on the site prior to proceeding with any particular treatment. Just as no two individuals are exactly alike, no two patients with a spinal deformity are the same. Therefore, your spinal deformity surgeon will be the most important source of information about the management of your particular spinal problem.